Reflejos de vida.

autoretrato

 

Soy poesía, letras que miman sus ojos,

su piel tersa y suave, que,

se erizan cuando miran.

Como un campo de trigo en la lejanía,

me mezo con el viento,

aferrándome a sus dedos,

como las últimas hojas de Otoño.

Sollozos, por la muerte del padre de Manrique,

el descanso eterno,

a la sombra de un olivo, guiando mis pasos de ciego.

El honor de la pluma, manchada con la sangre

de la espada, que pudo con aquel brillo,

el reflejo de la luna en un bosque oscuro.

Soy poesía, de marzo, que cae por el suelo

y deja regueros hasta los cuerpos,

que yacen en el campo de batalla…

Bajo la influencia de Orson Welles. Exposición

la foto 2

la foto 4

 

 

 

 

 

 

La sala de exposiciones/actuaciones de Fnac en la plaza de Callao, de Madrid, ha querido homenajear al director por el centenario de su nacimiento, con 20 obras de 10 fotógrafos.

Cada autor expresa libremente la influencia del director, que hoy en día sigue siendo fuente de inspiración para muchos, con algunas de las escenas más famosas de sus películas, paisajes , retratos basados en el mismo juego de luces y sombras.

 

la foto 4

 

Los fotógrafos que han ofrecido su trabajo tienen trayectorias profesionales diferentes. Daniel Alea, Jerónimo Álvarez, jorre Alvariño, Chus Arcas, Isabel Azkarate, Laila Benavides, Oscar Fernández, José Haro, Ruben Mar y Joan Tomas.

Una exposición breve pero intensa donde se refleja a la perfección el espíritu del director, y la gran capacidad de transmisión que tenía, a la par que la más que de sobra capacidad de cada uno de los fotógrafos a la hora de representar todo lo que Orson Welles quería decir, con escenas muy bien elegidas y representaciones perfectas.

la foto 1

Exposición Ciuco Gutierrez – Escenarios para la confrontación.

 

Una exposición de Ciuco Gutierrez compuesta por 71 fotografías que nos muestran en La fragua de la Tabacalera, y enfrenta los objetos y el arquetipo de “mujer objeto”, desnudos con bodegones.

Desde el principio, Ciuco Gutierrez se ha visto atraído por los objetos, protagonistas de muchas de sus composiciones. Con ellos narra, de forma irónica, crítica o visual, historias lúgubres que hablan por sí solas. Ciuco se enfrenta a los arquetipos más implantados en la sociedad y al cuerpo de la mujer.

Sus protagonistas, toman fuerza en imágenes cargadas de expresividad, con gestos que pasan desapercibidos pero cargados de significado, como si entablaran una conversación, haciendo evocar sentimientos a los objetos y casi despojando de éstos a la modelo.

la foto 1

 

 

 

 

 

 

 

Una exposición que merece la pena ser vista en primera persona, en un ambiente casi estéril, cuidando la presentación y capaz de introducirte en la obra desde la primera toma. Capaz de detenerte en cada imagen, olvidándote del tiempo, haciéndote creer incluso que somos la modelo.

 

De vuelta a mis hábitos.

Puedo oírme, muy en el fondo,

voy acabando conmigo, no siento nada, estoy demasiado anestesiado,

me voy comiendo, avanzando poco a poco, pudriendo todo,

infectando cada vena, intentando escapar por cada poro.

Las voces de mi cabeza se van callando, las ahogué,

ahora renazco entre vísceras y cenizas

hasta que vuelva a arrancarme el corazón.